Espolón calcáneo

Es un recrecimiento de hueso que se crea en la parte posterior de la planta del pie, es decir, es un recrecimiento óseo que se forma en el hueso calcáneo (hueso que forma el talón del pie) y que tiene forma de lanza. Este crecimiento puede ser causado por la inflamación en la inserción de la fascia plantar en el talón (entesopatía) debido a microtraumas que recibe la fascia plantar. Los tejidos, si siguen recibiendo las cargas que en un principio lo lesionaron, en vez de cicatrizar con tejido normal comienzan a depositar sales de calcio o ácido úrico. El acúmulo de estas sustancias, a largo plazo, lleva a la formación de espolones del talón.

El espolón calcáneo no es la misma patología que la fascitis plantar, y no hay que confundir estos dos trastornos, porque el tratamiento es diferente. Aunque es cierto que, a menudo se dan de manera conjunta. La fascitis plantar genera un aumento de tensión general del tejido fascial de la planta​, pero esta tensión es muy importante en la zona de inserción de la fascia en el hueso, y para soportar mejor esta tensión se produce el recrecimiento óseo.

Entre las causas de la inflamación de la fascia plantar tenemos:

  • La edad. El envejecimiento conlleva a la aparición de distintas alteraciones.
  • El sobrepeso. El exceso de peso produce más presión en la bóveda plantar, generando distensiones continuas de la fascia plantar.
  • Enfermedades reumáticas (artritis reumatoide, gota) que favorecen el acúmulo de sustancias.
  • Problemas posturales (como el pie plano, calzado inadecuado o alteraciones de la marcha).
  • Aumento de la actividad física. Muchos atletas, debido a la actividad repetitiva, produce ésta alteración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *